¿Por qué no dejamos atrás los websites de alto fijo?

Los websites de alto fijo tuvieron su propósito, pero ya no los necesitamos más, he aquí el por qué.

Folding the Screen

Al diseñar un website, un diseñador tiene muchas decisiones que tomar: tipografía, paleta de color y otras tantas entre las que se encuentra el esquema de distribución de los elementos o layout. La planeación para este esquema, también nos lleva a decidir de qué tamaño será el contenedor, es decir el ancho… y una que otra vez, el alto de éste.

El “alto fijo” es algo que deberíamos dejar para la historia como un bello recuerdo de los comienzos del Internet y del Diseño Web.

Sí, de vez en cuando es un requerimiento que una página “necesite” de un “alto fijo”, pero este “alto fijo” es algo que deberíamos dejar para la historia como un bello recuerdo de los comienzos del Internet y del Diseño Web, y esta publicación es mi intento para tratar de convencerte de ello.

 

Primero que nada, ¿por qué?

Un periódico se dobla, ya sea para guardarlo mientras te diriges a tu folded-newspaper-FENtrabajo, para leer con mayor facilidad en el transporte público, o por la razón que sea; y por lo general se dobla a la mitad, resultando en dos partes: la superior, que queda arriba del doblez, y la inferior, a la que no le queda de otra que mantenerse por debajo del doblez, para propósitos de este artículo, llamémosla la “regla del doblez”.

El diseñador editorial, el que se encarga de distribuir la información en el periódico, debe estar al tanto de que la información más importante y relevante quede en la parte superior. Esta decisión en layout se debe a que el usuario promedio, “escanea” el periódico comenzando por la parte superior y puede que ni siquiera llegue a la parte inferior, dejando en la inexistencia toda la información a la que no “llegó”; y el ojo promedio no recorre así sólo la portada, también cada una de las páginas del periódico, a menos que haya algo muy llamativo que lo haga mirar hacia la desdeñada parte inferior.

Cuando se “creó” el internet en los 80’s, surgió también una nueva rama del diseño, que comenzó a generar muchas nuevas reglas y a tomar otras tantas prestadas, trasladando directrices del diseño editorial al diseño de páginas web, y como es de esperarse, “la regla del doblez” pasó a formar parte del diseño web.

Antes no teníamos una ruedita para hacer scroll, ni magic mouse, touchpad, ni nuestros fundamentales dedos con los que manejamos la touch screen; nuestra única herramienta para poder recorrer la página el simple —o quizá no tan simple— click con el mouse en la flechita, es más, los pioneros podían arreglárselas sin mouse.

En esos tiempos, y todavía hasta la primera década de los 2000 era importante mantener la regla, ya que la variedad de tamaños de pantallas no era tan vasta como ahora; es decir, para el año 2000 según las estadísticas de w3schools, el 56% de los usuarios de internet utilizaban monitores de 800×600 pixeles; claramente ubicando el “doblez digital” en 600 pixeles y disminuyendo la probabilidad de que un usuario viera la información por debajo de esta marca. Además, cabe recordar que era un medio nuevo, que antes magic-mouse-FENno teníamos una ruedita para hacer scroll, ni magic mouse, touchpad, ni nuestros fundamentales dedos con los que manejamos la touch screen; nuestra única herramienta para poder recorrer la página hacia abajo era el simple —o quizá no tan simple— y puro click con el mouse en la flechita, es más, los pioneros podían arreglárselas sin mouse, se las arreglaban con el dominio del teclado —y no estoy diciendo que los expertos de hoy no puedan—. Ya en el futuro, en enero de 2016, la resolución con el mayor porcentaje de uso es la de 1366×768 ganándole a las altas resoluciones —en conjunto—, con las que se ha batallado el puesto los últimos tres años, un dominio de sólo el 35%, fácil de perder a merced de alguna otra resolución que logre aumentar sus números.

Más adelante llegó el reino de flash, en el que el tamaño del website era el mismo en cualquier pantalla que lo vieras, un reinado que ya ha llegado a su fin debido a que ya no se usa más para el desarrollo completo de websites.

Entonces, en la actualidad tenemos una cantidad inmensa de resoluciones —comparándola con el principio de los tiempos… del internet—, computadoras de escritorio, pantallas retina, netbooks, notebooks, tablets pequeñas, grandes y más grandes aún – ¡iPad Pro! scream-emoji-FEN-, smartphones también chicos y grandes, y cada uno con la resolución que los diseñadores creen que es la mejor para su dispositivo, ¿cómo podemos mantener ese “doblez digital”, esa misma línea imaginaria para todos estos dispositivos en un medio tan flexible?. Así que mantener un alto fijo en el diseño de un website ya no es una opción, hay que dejar que la información contenida en un website sea un líquido, un fluido que se adapta a su contenedor -y es así como nos metemos en el mundo del diseño de websites responsivos y adaptativos-, ya sea de alta o baja resolución.

 

Evolución

Es una preocupación recurrente para el cliente que solicita una página web que sus usuarios no sean capaces de navegar por su página, especialmente cuando hay que hacer scroll, una preocupación legítima pero que no considera que el ser humano aprende constantemente, sobre todo hablando en el tema de tecnología.

Hace unos años, las páginas con scroll infinito eran pocas, era una novedad y un diseño no muy usado, en cambio ahora, está en todos lados, y lo que es más importante, está presente en los websites más famosos y usados, que se están encargando de educarnos para hacer scroll. Tan sólo tres de las redes sociales más importantes y que reúnen a las cantidades más grandes de usuarios de internet: Facebook, Twitter y Pinterest, están diseñadas con scroll infinito, por lo que cada vez más gente sabe, incluso como conocimiento empírico, que hay que hacer scroll, ya sea para recibir información, o un premio, o nada más para pasar el rato.

En el mundo del internet, hay que hacer scroll, los diseñadores y desarrolladores web saben todo esto y más, especialmente los Ninjas.

Es verdad, los ninjas somos los más experimentados, no es por nada que somos Ninjas del Diseño Web, ¡contáctanos!

 

La solución

Hay que saber planear, es necesario tener conocimiento de todos estos medios y sus breakpoints para asegurarnos que la información más importante siempre quede en la sección de la pantalla visible antes de hacer scroll, en todos los dispositivos y pantallas.

Dejemos de tratar de doblar una pantalla que es imposible de doblar y que, sobre todo, no lo necesita.